Rascacielos de Nueva York

Guía de los rascacielos de Nueva York

 Escrito por Zahara

Nadie duda que Nueva York es la ciudad por excelencia de los rascacielos. Por eso haremos hoy un repaso a los rascacielos de Nueva York más emblemáticos y más originales que te encontrarás a lo largo de tus paseos.

Los rascacielos de Nueva York que se pueden visitar

En este artículo sobre los rascacielos de Nueva York haremos un repaso por los más emblemáticos, los más nuevos y los más curiosos. Y (quizás) los rascacielos de Nueva York más importantes. 

Pero no todos los rascacielos se pueden visitar, así que primero vamos a listar los que se pueden ver por dentro. Ya sea subiendo a uno de los observatorios, ya sea con algún tipo de visita:

Los rascacielos de Nueva York más emblemáticos

Si hacemos una mirada rápida al skyline de Nueva York hay, sin duda, dos rascacielos que nos hacen suspirar irremediablemente.

Estos son el Empire State y el Chrysler. Pero aunque al primero aún no hay nadie que le haga sombra, al segundo lo va engullendo poco a poco los nuevos rascacielos que se instalan cerca.

Empire State Building

El Empire State Building, situado en el Midtown de Manhattan, es de esos rascacielos que nos teletransporta a Nueva York solamente con verlo en una fotografía. Muchas veces me he visto en las calles de Nueva York alzando la cabeza a ver si desde esa avenida, o esa calle consigo verlo. Y creo que es de esos edificios que a todo el que viaja a Nueva York le gusta ir encontrando en sus recorridos.

Y, por supuesto, en los distintos miradores de Nueva York es la estrella.

Fue inaugurado durante la época de la Gran Depresión, en 1931. Lo que me parece más curioso de este edificio, es que a pesar de haber sido construido en una época de grandes dificultades, tiene la apariencia de un gran lingote de oro más propio de la época en la que fue ideado: lo Felices Años 20. Y, aún siendo de estilo art déco, las formas son muy rectas y sencillas.

Lo curioso del Empire State Building es que se trata del 5º edificio más alto de Estados Unidos. Y fue el primero en el mundo en ser construido con más de 100 pisos de altura (381 metros). Concretamente 102.

¿Sabes que puedes subir hasta el piso 102 del Empire State? Aquí te explico cómo.

Otra curiosidad es que hasta que no se construyó el World Trade Center, con sus Torres Gemelas, en la década de los 70 del siglo XX, siguió siendo el edificio más alto del mundo.

Uno de los mejores lugares para ver la silueta y apreciar la magnífica presencia de este edificio es desde el Top of The Rock, aunque otros observatorios están pujando muy fuerte para apreciar su silueta desde lo más alto: The Edge y The SUMMIT.

Desde Bryant Park también tienes unas impresionantes vistas mientras disfrutas del ambiente del parque.

Dirección: ​​20 W 34th St Manhattan

Empire State Building: el rascacielos de Nueva York más icónico

Chrysler Building

El Chrysler Building posiblemente sea el edificio más peculiar de Manhattan por su diseño art déco. Y es uno de los mejor valorados por la comunidad de arquitectos.

Como curiosidad sobre el diseño del edificio, debido que iba a ser la sede central de la empresa automovilística Chrysler, se diseñaron varios detalles arquitectónicos, como las gárgolas con cabeza de águila que se pueden ver en las esquinas del edificio y que están a la altura del piso 61. O las alas ornamentales del piso 31 que se inspiraron en los coches Chrysler, especialmente con los ornamentos del capó del modelo Plymouth. O incluso los tapacubos y guardabarros del piso 31 que también recuerda que se trata de una empresa automovilística.

Desgraciadamente no tiene un mirador como otros rascacielos (el proyecto del observatorio del Chrysler está en marcha), pero sí se permite la entrada al hall del edificio, donde encontrarás muchos detalles de estilo art déco.

Dirección: 405 Lexington Ave Manhattan

Rascacielos de Nueva York vistos desde el Empire State Building

Flatiron Building

El Flatiron Building o Fuller Building (como se llamaba hoy en día) no podemos decir que sea estrictamente un rascacielos, porque comparado con sus compañeros es bastante bajo, aunque no lo fue en el momento de su construcción. De estilo Beaux Arts, mide 87 metros de altura y tiene 22 pisos y es considerado un monumento de Nueva York. Como curiosidad, su esquina solamente mide 2 metros de ancho.

Tiene forma de plancha antigua, de ahí su nombre más popular. El diseño está basado en los antiguos barcos (lo cierto es que siempre me viene a la mente la portada de la película Titanic), y está también inspirado en las antiguas columnas griegas, partiendo su estructura en tres partes (basa, fuste y capitel).

Este edificio tampoco se puede visitar por dentro. Pero no es problema porque justo delante de su vértice más estrecho tenemos el parque que surge de juntar las calles Broadway y 5th Avenue: el Madison Square Park, donde encontrarás sillas, mesas y bancos para descansar y poder contemplar el edificio todo el tiempo que quieras. Casualmente en el Madison Square Park encontramos el primer Shake Shack.

Dirección: 175 5th Ave Manhattan

Otros rascacielos en Nueva York 

30 Rockefeller Plaza

El 30 Rockefeller Plaza, conocido también como Comcast Building y 30 Rock, es uno de los edificios que forman el Rockefeller Center y alberga uno de los mejores miradores de Nueva York: el Top of The Rock. Se construyó en el año 1933 y el magnate Rockefeller fue la persona que estuvo detrás de la inversión. Precisamente de la construcción salió la mítica fotografía (que hoy en día nos pondría los pelos de punta) Lunch atop a Skyscraper.

Mide 260 metros y tiene un total de 70 pisos de altura.

El estilo arquitectónico del edificio es el art déco, el mismo que el Empire State y el Chrysler. 

En la parte inferior del rascacielos encontramos un centro comercial. 

En la actualidad tiene como inquilino a la sede central de la cadena NBC, que seguramente te suena por ser la que emitió la serie Friends o Seinfeld, y en la actualidad se graba el Late Night with Jimmy Fallon.  

Dirección: Rockefeller Plaza (entre la 5th y 6th Avenue a la altura de la W50th St) Manhattan

40 Wall Street o Trump Building

El 40 Wall Street, también conocido como Trump Building por pertenecer a Donald Trump en la actualidad. Cuando se inauguró en el año 1930 pertenecía se bautizó como Bank of Manhattan Trust Building

Como su nombre indica, se sitúa en Wall Street en pleno Financial District

Durante su construcción, su diseño sufrió varias modificaciones de los planos para lograr ser erigido como el edificio más alto del mundo. Parecía que lo iba a conseguir, porque su rival en el momento, el Chrysler Building que también estaba en construcción iba a ser más bajo. Sin embargo el Chrysler le arrebató el puesto con nocturnidad o alevosía añadiendo la aguja en el último momento (aquí te cuento esta historia de rivalidades). De modo que el 40 Wall Street solo fue el edificio más alto del mundo durante… ¡1 mes!

Tiene una altura de 283 metros y 71 pisos. 

Dirección: 40 Wall St Manhattan

Rascacielos de Nueva York de mediados del siglo XX

Sede Naciones Unidas

La Sede de Naciones Unidas de Nueva York es una verdadera obra de arte. Esta sede consta de cuatro edificios. Si con el Chrysler viajábamos a la década de los años 30, en la sede de la ONU viajamos a los años 50. Ya que fue construida en 1952. En su interior aún se conservan o se han restaurado todos los elementos decorativos conforme a su diseño original. La idea de los arquitectos era diseñar un edificio puro, sin formas, en línea. Las caras este y oeste están recubiertas con cristal y las caras más estrechas (norte y sur) están recubiertas de mármol, simbolizando el pasado art déco de Nueva York y el futuro, ya que las cortinas de cristal iban siendo cada vez más populares en la ciudad. 

Todo el complejo de la ONU se construyó en lo que en su día eran los terrenos de un matadero y fue donado por John D. Rockefeller. De hecho, fue el asesor arquitectónico de la familia Rockefeller quien dirigió la planificación de la sede y seleccionó a los arquitectos Oscar Nieremeyer (de origen brasileño) y Le Corbusier (de origen suizo) que, entre otros, fueron los coautores del diseño. Esta sede de la ONU, que funciona a varios efectos como una embajada, se hizo pues en consonancia a la propia institución, como símbolo universal del deseo de reconciliación de la posguerra y colaboración entre naciones.

El edificio de la Secretaría General de la ONU, el más alto, tiene una altura de 39 pisos (muy por debajo de otros rascacielos de Nueva York construidos anteriormente) y está conectado con el resto de edificios.

Dirección: 1st Avenue con la E42th St Manhattan

Por cierto, la ONU se puede visitar mediante visitas guiadas. Infórmate en su web.

Rascacielos de Nueva York

Seagram Building

El Seagram Building es el máximo icono de la arquitectura de estilo internacional. Su arquitecto fue Ludwig Mies van der Rohe que con este edificio representa la depuración de toda forma ya que no se aportó ningún ornamento y se optó por un uso muy mesurado y racionalista de los materiales. Fue construido en 1958.

El momento de la construcción fue crucial, no solo por el estilo arquitectónico sino también por las condiciones económicas, ya que se construyó en una floreciente Nueva York de los años 50. Y eso se demostró en varios factores.

En primer lugar, el proyecto fue concebido en una de las calles de Nueva York más exclusivas, Park Avenue, para albergar las oficinas de la empresa Seagram Company Ltd. 

En segundo lugar, la idea original consistía en que se viese la trama de acero de donde cuelgan las cortinas de vidrio, pero la normativa municipal la época lo impedía​, por lo que se optó por cubrir todos los elementos de hormigón y, a su vez, colocar unos perfiles de bronce que representan la estructura exterior y conseguir el efecto inicial. 

Por último, otra de las grandezas de Mies van der Rohe, no se aprovechó todo el solar para la construcción del rascacielos. En lugar de eso, el arquitecto destinó una zona, un espacio abierto frente al edificio, lo suficientemente ancha para que el transeúnte pudiera admirar el edificio y además le permitiera situarse en la ciudad. 

Tiene 157 metros de altura y consta de 39 pisos.

Dirección: 375 Park Ave Manhattan

MetLife Tower

Seguro que te topas con el MetLife Building en algún momento de tu viaje a Nueva York. En su origen conocido como el Pan Am Building, fue el edificio de las oficinas de la aerolínea Pan Am. En su momento no fue el edificio más alto del mundo, pero sí el que tenía mayor superficie para oficinas. Ya vemos que en Nueva York siempre hay algún tipo de competición por ser el mayor en algo.

Su altura es de 246 metros y tiene 59 pisos.

Se encuentra justo encima de la Grand Central y es un edificio bastante odiado por los new yorkers por este hecho, especialmente cuando se inauguró el 1963. Y es que su ubicación rompe con la cuadrícula del mapa de Manhattan y le da demasiado protagonismo.

De hecho es el responsable de que no se pueda ver el edificio Chrysler desde el observatorio del Rockefeller Center. 

El estilo arquitectónico del MetLife es el racionalismo, también llamado estilo internacional, que imperó en la época de su construcción, como hemos visto en los edificios de la Sede de la ONU de Nueva York y el edificio Seagram.

Como curiosidad, este fue el último edificio que se construyó en Nueva York antes de que se prohibiera poner logos de empresas en lo alto de los edificios. En la actualidad, aunque conserve el logo de la empresa aseguradora MetLife, ésta ocupa menos del 3% del edificio.

Dirección: 200 Park Ave Manhattan

el MetLife con el Chrysler Building dos rascacielos de Nueva York

Los nuevos rascacielos de Nueva York

Nueva York está en contínua construcción y en las últimas dos décadas ha comenzado una nueva carrera para conquistar el cielo y coronarse como el rascacielos más alto de Nueva York o incluso del mundo. Es por eso que no solo la Zona Cero en el Distrito Financiero, sino nuevos barrios como Hudson Yards o la Billionaire Row están cambiando la morfología de la ciudad. 

One World Trade Center

El One World Trade Center es uno de los rascacielos de Nueva York más nuevos. Situado en la Zona Cero de Manhattan. Cuenta con 104 pisos de altura, o lo que es lo mismo, 541 metros.

Es el 6º edificio más alto del mundo. La altura de su azotea es de 417 metros, la misma que el antiguo World Trade Center (Torres Gemelas).

Es uno de los rascacielos más bonitos de Nueva York y destaca de entre todos los de la zona financiera del sur de Manhattan. Bien por su situación, bien por su estructura cubierta de cristal, reflejando el cielo y las nubes.

Como curiosidad, el edificio se iba a llamar Freedom Tower. Y de hecho muchos new yorkers aún la conocen así.

El diseño final de la torre tiene una base cuadrada que a medida que va subiendo se convierte en octogonal, hasta que llega al último piso que vuelve otra vez a ser cuadrada, como la base.

Como curiosidad, en este edificio encontramos las oficinas de Condé Nast, la matriz de la revista Vogue.

Dirección: 285 Fulton St Manhattan

Tip! Puedes visitarlo subiendo al One World Observatory, un observatorio de Nueva York totalmente acristalado.

56 Leonard St

El 56 Leonard St me tiene el corazón robado. Se trata de un edificio de apartamentos que está en pleno barrio de TriBeCa y tiene una estructura muy peculiar. Popularmente conocido también como Jenga Building por su forma. Aunque la idea del equipo de arquitectos era la de simular casas individuales apiladas hacia el cielo, donde cada casa es única e identificable dentro de la “pila” total.

Además sorprende porque cerca no hay ningún rascacielos nuevo que le haga compañía, así que podríamos decir que es una anomalía en este barrio de Nueva York.

Este rascacielos está diseñado para albergar viviendas… millonarias.

Mide 250 metros de altura y tiene 57 pisos. 

Como última curiosidad… Sólo se repiten 5 de los 145 apartamentos que hay en total y además no hay dos plantas iguales. 

Para los mortales que no podemos acceder a estas lujosas viviendas, tenemos un regalito. Y es la impresionante escultura que hay a los pies. Precisamente en mi último viaje a Nueva York vi cómo la estaban instalando.

Dirección: 56 Leonard St Manhattan

56 Leonard St

432 Park Avenue

El 432 Park Avenue es un rascacielos residencial situado en Midtown y que es visible casi desde cualquier punto de Manhattan. Y es que hasta 2020 ha sido el segundo edificio más alto de Nueva York, quedando solo por detrás del One World Trade Center que es más alto gracias a la aguja. 

El diseño del rascacielos incluye 12 plantas vacías que permiten el paso del viento. Aunque esto no evita que el edificio se tambalee ligeramente cuando sopla el viento. ¿Miedito?

Las ventanas, todas iguales, miden 3×3 metros por lo que desde su interior deben de haber unas vistas espectaculares, y sin ningún obstáculo, de Manhattan. 

Por lo visto este rascacielos ha sufrido varias crisis desde su inauguración, con problemas con escapes de agua, goteras, muros que crujen o incluso quedándose sin ascensor durante semanas. ¿Te imaginas subir a pie hasta el último piso? Los gastos de comunidad también se dispararon respecto al plan inicial. 

Por cierto, entre sus propietarios se ha encontrado a Jennifer López, aunque un año después de la compra, se vendió el piso (dicen que por los problemas en las instalaciones).

Mide 426 metros y tiene 85 pisos de altura.

Dirección: 432 Park Ave Manhattan

432 Park Avenue

The American Copper Buildings

The American Copper Buildings es un complejo de dos rascacielos de residencias en alquiler situados en el barrio de Murray Hill, en Manhattan. 

Lo divertido de este complejo es que el diseño dinámico da la sensación que los edificios se abrazan o incluso bailan. Y de algún modo me recuerdan a la Casa Danzante de Praga, ¿a ti no? Las dos torres están conectadas por un pasillo elevado de tres pisos de altura en las plantas 27, 28 y 29. Por cierto, ¡en este pasillo hay una piscina comunitaria!

Dirección: 626 1st Ave Manhattan

Mi visión sobre los nuevos rascacielos en Nueva York

Está claro que en este artículo es imposible añadir todos los rascacielos de Nueva York y menos al ritmo frenético con el que se está construyendo en los últimos años. Complejos residenciales y de oficinas nuevos como Hudson Yards o incluso en Brooklyn están transformando la fisonomía del skyline y expandiendo los rascacielos más allá del centro de Midtown o el Financial District.

Parece que la ciudad está más viva que nunca y el estilo arquitectónico es muy similar entre ellos: mucho vidrio, con diferentes tonos, para camuflarse con el cielo. 

En este sentido, en mi opinión, lejos de dar una imagen futurista a la ciudad, se le da una visión muy cortoplacista e incluso pensada en una gloria pasada con unos edificios con unos precios imposibles para el 98% de los ciudadanos de Nueva York. 

Veremos si los new yorkers reaccionan y reclaman edificios con más verde.

¿Tú qué opinas? ¿Te gustan los nuevos rascacielos de Nueva York?

♥ Wendy’s Guide no sería posible sin ti

Esta web tiene enlaces comerciales de productos y servicios que nos gustan.
Si haces tu compra después de haber clicado en uno ellos, nos llevamos una pequeña comisión. A ti el producto te costará lo mismo (o menos) y estarás contribuyendo a que Wendy’s Guide siga ayudándote a ti y otras personas como tú.

Thank you!

Zahara

new york basics

¿Planificando tu viaje a Nueva York? Descarga la guía gratuita "New York Basics"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba